miércoles, 4 de julio de 2012

INFLUENCIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EN EL SALVADOR


INFLUENCIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EN EL SALVADOR


Entre 1931 y 1944, El Salvador fue gobernado por Maximiliano Hernández Martínez, un admirador de Hitler y Mussolini. No obstante, le declaró la guerra a Japón (8/12/1941) y Alemania (12/12/1941) poco después del ataque a Pearl Harbor, por razones económicas. La economía salvadoreña dependía fuertemente de EEUU.
Martínez removió a los alemanes del gobierno e internó a ciudadanos alemanes, italianos y japoneses. La Segunda Guerra Mundial hizo que los salvadoreños comenzaran a mirar mal a su gobierno dictatorial, y una huelga general en 1944 forzó a Martínez a renunciar y huir a Guatemala.
El advenimiento de la Segunda Guerra Mundial, significó un aumento en las exportaciones a los Estados Unidos y el mejoramiento de la economía salvadoreña. Eso le permitió a Martínez relizar algunas reformas sociales y una ligera redistribución de la tierra mediante un programa agrario. Martínez, se sentía muy atraído por los éxitos de los gobiernos fascistas europeos en especial por Hitler y Mussolini, pero estando bajo la presión de EEUU, cuando la guerra comenzó a cambiar de rumbo, tuvo que olvidarse de sus simpatías y aceptó alinearse al lado de los Aliados. Ese cambio en su política exterior, y la represión contra los comunistas y opositores a su gobierno, le permitió obtener mayor apoyo de Washington. En 1943, Martínez trató de aumentar las tasas tributarias a las exportaciones para obtener mayores ingresos para el estado y eso rompió la débil relación que mantenía con los grupos oligarcas, que se aprovechaban de su dictadura, tolerándole sus poses exentricas y la antipatía que sentían por su humilde orígen.
Cuando el dictador trató de extender su permanencia en el poder, más allá de 1944, un alzamiento militar primero, que fue develado, dio paso a que luego la oposición, levantara su voz de protesta. Políticos de oposición, oficiales fascistas del ejército, comerciantes y productores de café, se hicieron sentir y lanzaron una huelga general de protesta obligando a Martínez a renunciar.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada